DERECHO LABORAL

El derecho laboral es una rama del derecho cuyos principios y normas jurídicas tienen por objeto la tutela del trabajo humano realizado en forma libre, por cuenta ajena, en relación de dependencia y a cambio de una contraprestación

La necesidad de regular la relación entre el empleado y el jefe, tiene como fundamento legal el Derecho Laboral, ley que en términos generales tiene la finalidad de equilibrar los derechos y obligaciones de ambas partes para propiciar la armonía social.

Pero, ¿cómo entendemos la palabra trabajo? El trabajo es aquella actividad que cualquier individuo está en plena facultad de realizar, con el objetivo de contribuir a la transformación del ambiente que lo rodea y a cambio obtener una remuneración económica que asegure y facilite su subsistencia.

El Derecho Laboral, es el derecho protector de la clase trabajadora, busca el equilibrio de los factores de producción, el capital de trabajo, garantizar las fuentes de empleo y  productividad, acciones que le brindan al trabajador la oportunidad de vivir y ofrecerle a su familia una vida plena.

Es decir, por medio del conjunto de una serie de normas, principios y acciones, se pretende unificar una relación laboral sana que propicie la comodidad tanto del empleador como del trabajador.

Principios generales laborales

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece los principios generales laborales divididos en seis puntos:

  1. El trabajo como derecho y deber
  2. Libertad en el empleo
  3. Igualdad
  4. Estabilidad en el empleo
  5. Aplicación de la norma más favorable para el trabajador
  6. Suplencia de la queja

A su vez, el artículo 35 de la Ley Federal del trabajo, establece que la relación de trabajo nace en el momento en que el empleado, empieza a prestar los servicios a la organización, empresa o institución, por tiempo fijo o por obra determinada.

El contrato individual de trabajo, es aquel que se genera cuando una persona se compromete a prestar su trabajo mediante el pago de un salario. El contrato por obra determinada, es aquel que normalmente se relaciona con la industria, construcción de caminos viales, etc., y es vigente el tiempo que dure la obra.

En ambos casos, se debe regir por una jornada laboral determinada sin rebasar los términos legal.

María Méndez Coronel

EDITORIAL UTEL

www.utel.edu.mx

Anuncios

INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO INJUSTO EN CONTRATO A TÉRMINO INDEFINIDO

Según la legislación laboral colombiana cuando un trabajador tiene un contrato a término indefinido y es despedido sin justa causa, tiene derecho a indemnización de perjuicios a cargo de la parte responsable. Esta indemnización comprende el lucro cesante y el daño emergente.
Hay que tener en cuenta para la indemnización, la clase de contrato laboral, es decir, si es a término fijo o indefinido, el salario devengado y el tiempo de servicio. En nuestro caso, la consultante devengaba un salario minino y tenía más de un año de servicio, por lo tanto según el art 64 del código sustantivo del trabajo, la indemnización, en lo pertinente al caso de la consultante, debe hacerse:
“… En los contratos a término indefinido la indemnización se pagará así:
a) Para trabajadores que devenguen un salario inferior a diez (10) salarios mínimos mensuales legales:
1. Treinta (30) días de salario cuando el trabajador tuviere un tiempo de servicio no mayor de un (1) año.
2. Si el trabajador tuviere más de un (1) año de servicio continuo se le pagarán veinte (20) días adicionales de salario sobre los treinta (30) básicos del numeral 1, por cada uno de los años de servicio subsiguientes al primero y proporcionalmente por fracción…”
Por otro lado, además de la indemnización anterior, la liquidación deberá contener las cesantías –si no han sido solicitadas total o parcialmente por la empleada con anterioridad-, los intereses de las cesantías, las primas proporcionales a la fecha de terminación del contrato laboral, las vacaciones también proporcionales a dicha fecha.

http://www.eluniversal.com.co/consultorio/laboral/indemnizacion-por-despido-injusto-en-contrato-termino-indefinido

DESPIDO INJUSTIFICADO

La terminación del contrato de trabajo es un tema que, generalmente, provoca conflicto entre las partes, salvo que lo sea por mutuo acuerdo. De no mediar este acuerdo, este conflicto puede culminar en los juzgados del trabajo, para que sea el juez laboral quien resuelva si la terminación del contrato de trabajo, o el despido laboral se ha ajustado o no a la ley, y por ende si se trata de un despido injustificado.

¿Dónde puedo reclamar si considero mi despido injustificado?
Si considera su despido injsutiicado, improcedente o indebido , cuenta con dos posibilidades de reclamo: el reclamo judicial, ante los Tribunales de Justicia y el reclamo administrativo ante la Inspección del Trabajo.

¿En qué consiste el reclamo ante la Inspección del Trabajo por despido injustificado?
El reclamo origina una citación al empleador para que concurra a la Inspección a un comparendo de conciliación ante un fiscalizador. El objetivo es llegar a un avenimiento y de no lograrse un acuerdo, el trabajador deberá recurrir a los Tribunales del Trabajo e interponer una demanda por despido injustificado.

¿Qué plazo tengo para reclamar ante los Tribunales de Justicia por un despido injustificado?
Tiene un plazo de 60 días hábiles desde la fecha del despido injustificado.

El plazo para reclamar judicialmente por su despido injustificado ¿se suspende si reclamo ante la Inspección del Trabajo?
Sí, en el evento que el trabajador interponga el reclamo ante la Inspección del Trabajo por despido injustificado, el plazo para reclamar ante los tribunales se suspende. El plazo continúa corriendo una vez concluido el reclamo administrativo. Sin embargo, no se podrá recurrir a los tribunales después de transcurridos 90 días hábiles desde la separación del trabajo.

La terminación de cada contrato de trabajo es una situación diferente, por lo que no existe una fórmula aplicable en todos los casos, no obstante, existen ciertas reglas básicas, tales como que el contrato de trabajo sólo puede terminar por una causa legal; que en los juicios por despido laboral o despido injustificado, la acreditación de la causal corresponde al empleador; que cada vez que termina el contrato de trabajo, debe enviarse aviso de término del mismo; que para despedir a un trabajador con fuero, se requiere autorización judicial; que estando con licencia médica, un trabajador no puede ser despedido por la causal de necesidades de la empresa, y otras; cuya omisión o vulneración conducen a que el Juez pueda declarar y constatar que se trata de un despido injustificado.

Por ello, cada vez que termine un contrato de trabajo, deberá ajustarse y fundarse en algunas de las causales señaladas en la ley. En caso que un trabajador sea objeto de un despido laboral, por cualquier causal, y que considere que su separación constituye un despido injustificado, puede demandar judicialmente ante los Juzgados del Trabajo, a fin de que éste declare la injustificación del mismo.

En caso de que el tribunal declare el despido injustificado, ordenará el pago de la indemnización sustitutiva de aviso previo y la indemnización por años de servicios, aumentada esta última con un recargo legal que va del 30% al 100%, dependiendo de la causal que haya sido invocada. La reforma procesal laboral, establece incluso indemnizaciones adicionales ante ciertos supuestos aparejados al despido.

Si el despido laboral se ha hecho invocando la causal necesidades de la empresa, el aviso de despido supondrá la obligación irrevocable del empleador de pagar la indemnización por años de servicios y la sustitutiva de aviso previo o mes de aviso.

Para proceder al despido de un trabajador, el empleador deberá informar por escrito el estado de pago de las cotizaciones previsionales, adjuntando los comprobantes que lo justifiquen. Si el empleador no hubiere efectuado el integro de dichas cotizaciones previsionales al momento del despido laboral, este no producirá el efecto de poner término al contrato de trabajo, por lo que además de tratarse de un despido injustificado, el tribunal podrá además declarar que el despido es nulo.

Sin que sea necesario arribar al Juzgado para que declare un despido injustificado, otras formas de poner término al contrato de trabajo, tales como el finiquito laboral, la renuncia y el mutuo acuerdo deberán constar por escrito, firmado por el interesado y por el presidente del sindicato o el del delegado del personal o sindical respectivos, o ratificado por el trabajador ante la Inspección del Trabajo o ante Notario Público.

 

© 2016 Abogados Laborales – Estudio Jurídico; Paseo Ahumada 312, Of. 1024, Santiago – Fono

 

 

CAUSALES DE TERMINACIÓN DEL CONTRATO LABORAL

1.- Las causales imputables al trabajador están establecidas en Art. 2º del Código del Trabajo y son las siguientes: Art.160.

  1. Falta de probidad en el desempeño de sus funciones, vías de hecho ejercidas por el trabajador en contra del empleador o de cualquier trabajador que se desempeñe en la empresa, injurias proferidas por el trabajador al empleador o conducta inmoral del trabajador que afecte a la empresa donde se desempeña.
  2. Negociaciones que ejecute el trabajador dentro del giro del negocio y que hubieren sido prohibidas por escrito en el respectivo contrato por el empleador.
  3. No concurrencia del trabajador a sus labores sin causa justificada durante dos días seguidos, dos lunes en el mes o un total de 3 días en igual período; asimismo la falta injustificada o sin aviso previo, de parte del trabajador que tuviere a su cargo una actividad, faena o máquina cuyo abandono o paralización signifique una perturbación grave en la marcha de la empresa.
  4. Abandono de trabajo por parte del trabajador, entendiéndose por tal:a) La salida intempestiva e injustificada del trabajador del sitio de la faena y durante las horas de trabajo, sin permiso del empleador o de quién lo represente.

    b) La negativa a trabajar sin causa justificada en las faenas convenidas en el contrato.

  5. Actos, omisiones o imprudencias temerarias que afecten a la seguridad o al funcionamiento del establecimiento, a la seguridad o la actividad de los trabajadores, o a la salud de éstos.
  6. El perjuicio material causado intencionalmente en las instalaciones, maquinarias, herramientas, útiles de trabajo, productos o mercaderías.
  7. Incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato.

Como hemos señalado con anterioridad, el trabajador que incurre en alguna de las causales señaladas precedentemente, puede ser despedido en el acto y sin indemnización alguna. Es importante hacer presente que la complejidad práctica que estas causales llevan consigo, es la circunstancia de que el hecho invocado debe ser judicialmente probado, en caso que el trabajador reclame de su despido. El hecho de no poder probar los hechos constitutivos de la causal implica el pago de indemnizaciones por parte de la empresa.
Se persigue por la vía judicial, que se declare injustificado el despido, que se condene al pago de indemnizaciones y al pago de otras prestaciones.

2.- En el caso de las necesidades de la empresa, se busca por la vía judicial que se declare la inexistencia de las necesidades invocadas más el pago de las demás prestaciones e indemnizaciones aumentadas .

– 2008 todos los derechos reservados, desarrollo: www.gravert.cl

Terminación del contrato laboral

Se entiende que el despido del trabajador es injustificado, cuando el trabajador considera improcedente la causal que aplica el empleador y puede ser de aquellas que este imputa a la presencia de hechos o circunstancias de responsabilidad directa o indirecta del trabajador, o cuando el empleador pone término al contrato aplicando como causal las necesidades de la empresa y el trabajador las considera inexistentes.

En el caso de las causales imputables al trabajador, este no tiene derecho a indemnización alguna y el despido se puede efectuar de inmediato sin necesidad de aviso previo.

En el caso de las necesidades de la empresa, se cuestiona la inexistencia de las necesidades, el despido se puede llevar a efecto de inmediato, sin embargo procede el pago de indemnizaciones.